El impacto de la subida del SMI
en los costes empresariales y cómo reducirlo
imagen sobre cómo minimizar el impacto de la subida del SMI 2020 en mi negocio
Una vez confirmado el incremento del salario mínimo interprofesional (SMI), para este ejercicio 2020, una de las preguntas que nos vienen a la cabeza es ¿cómo minimizar el impacto de la subida del SMI 2020 en mi negocio?

El texto de la norma ha sido aprobado por el R.D. 231/2020 de 4 de febrero, publicado en el BOE nº 31 del 5 de febrero del 2020, y tiene carácter retroactivo. Esto quiere decir que deberá aplicarse desde el 1 de enero de 2020.

La mayoría de las empresas y despachos profesionales ya habrán confeccionado los recibos salariales del mes de enero, y dado que el salario mínimo va a tener carácter retroactivo, si no han aplicado la revisión anticipadamente tendrán que aplicarlo en la nómina de febrero añadiendo un concepto con esa diferencia de salario, en concepto de "Atrasos nómina enero".

Asimismo, deberán presentar una Liquidación Complementaria L03 (Liquidación por incremento de salario con carácter retroactivo) por ese trabajador o trabajadores ante la TGSS.
¿Cómo puedo reducir costes salariales en 2020?
El incremento del SMI afectará a todos los trabajadores cuyo salario esté por debajo de los 950 € (ó 1.108,33 €, si hablamos de 12 pagas).

Esta subida puede suponer un desembolso para la empresa de más de 897 euros por trabajador al año.

Una forma de reducir costes es introducir modalidades de contrato con bonificaciones en los seguros sociales durante 2020.
Contrato para la formación y el aprendizaje
La mejor opción bonificada vigente es el contrato para la formación y el aprendizaje.

Esta modalidad es la única que permite bonificar el 100% de los seguros sociales durante toda su duración (hasta 3 años).

Y además, una bonificación adicional para la empresa de entre 60 y 80 euros, a aplicar también en Seguridad Social.

Otro aspecto positivo para la empresa es que con el contrato de formación se percibe un salario en proporción a la jornada de trabajo.

Para el primer año de contrato, el sueldo sería de 712,50 euros al mes. Puesto que el trabajador dedica un 75% de su jornada a trabajo efectivo, y el 25% restante a formarse mediante FP Dual.

El ahorro en seguros sociales sumado al ahorro salarial puede suponer para una empresa hasta un 45% menos de coste salarial por ese trabajador.

TAG Formación es un centro acreditado por el SEPE para impartir la FP Dual, requisito imprescindible para tramitar este tipo de contrato.

Ver más características y requisitos del contrato de formación.

No se debe confundir este contrato con el contrato de prácticas, que tiene otras condiciones diferentes.

El contrato de prácticas desde 2019 no dispone de ninguna bonificación asociada para nuevas altas.